Ser mamá y ser niña otra vez

Conforme vamos creciendo pasamos por experiencias que nos alejan de la inocencia y de los sueños que teníamos cuando éramos niños, es un poco triste pero es lo que nos pasa a la mayoría.

Cambia nuestra forma de pensar y con la madurez que vamos adquiriendo con el paso del tiempo somos mas realistas y dejamos de hacer ciertas cosas porque “ya somos mayores”.

Luego nos convertimos en padres y vemos en nuestros hijos la inocencia que perdimos y en cierto modo volvemos a recuperar ese niño que llevábamos dentro y hacemos cosas con ellos que nunca imaginaríamos que volviéramos a hacer, gracias a mi hija he soñado con ser princesa, con unicornios rosas y vivir en el mundo de nunca jamás. Ser madre no es solo enseñar, es dejarte contagiar y aprender de ellos, despiertan en nosotros el lado divertido y positivo de la vida y deseo que no se vaya nunca, aunque se que inevitablemente desaparecerá conforme se vaya haciendo mayor…

Por eso debemos proteger la infancia el mayor tiempo que podamos, es un periodo rápido y fugaz y que debemos proteger para que puedan disfrutar de esa sensación el mayor tiempo posible.

” Protegeré tu infancia el mayor tiempo que pueda pues es una etapa tan bella y fugaz que debemos valorar cada segundo de ella “

La mamá de Ángela

5 comentarios en “Ser mamá y ser niña otra vez”

  1. Qué post más bonito!! Tienes toda la razón, esa inocencia, esa pureza que tienen los niños no debería perderse nunca. Pero bien pronto que la dejamos atrás al hacernos adultos. Yo también he vuelto a sacar a la niña que llevaba dentro a partir de ser madre. Mirar la vida a través de los ojos de mis hijos, jugar con ellos, disfrutar de las pequeñas cosas, sorprenderme… volver a ser niña a su lado, en definitiva. Para mí esta siendo una de las experiencias más bonitas que me ha ofrecido la maternidad. Un beso!

    Me gusta

  2. Hola me ha encantado tu post. Que cierto crecemos y nos olvidamos hasta de jugar. A veces me parece bastante triste. La inocencia y la magia de los niños debería quedarse siempre dentro de ellos,de cada uno de nosotros. Un bs

    Me gusta

  3. Muchas veces el trabajo nos absorbe tanto que olvidamos lo más importante que es disfrutar, y una parte tan grande es jugar, a veces pienso en porque no lo hacemos más y la verdad que tendríamos que centrarnos en los peques, que son los que nos devuelven a nuestra infancia y olvidarnos de todo en esos instantes. Un post precioso.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s