Despedirnos siempre

Es muy habitual que el momento de las despedidas al salir de casa se convierta en un caos cuando dejas a tu hijo, empezamos por aprovechar un momento de distracción del peke para coger el bolso, las llaves y entonces desaparecer por arte de magia.

Pues bien, si hay algo que he aprendido es que un niño pequeño no entiende por que hace un instante estaba mamá con él y de repente mamá desaparece, Ángela empieza a preguntar, a poner cara de póker, no sabe si volveré pronto o tarde, si tardare mucho o poco y por que me he ido…creo que esta reacción es muy lógica y que a nosotros también nos pasaría si estuviéramos con alguien tranquilamente en el sofá y de repente desapareciera. ¿Qué cara se nos quedaría? pues poniéndome en su piel fue como empecé a plantearme el hacer las cosas de otra manera y darle un giro a la situación para no engañarla pero que tampoco se convirtiera en una triste despedida.

La separación de una madre con el peke, ya sea por trabajo o por ir al supermercado 10 minutos no es un tema menor, en la mayoría de los casos somos su persona “especial” y necesita aprender poco a poco a separarse sin que sea un momento triste.

Aunque sea pequeña y parezca que no entiende, el decirle adiós, darle un beso, un abrazo, explicarle que mama va a salir 10 minutos o que se va a trabajar es mucho mejor que desaparecer, al niño seguramente no le va a gustar nada que nos marchemos y seguramente llore, es normal, muestra sus sentimientos y el disgusto que le da que nos separemos de su lado.

Pero es más lógico que te eche de menos porque te vas y que se sienta confuso por tu desaparición repentina, creando este ritual de la despedida asociara que te vas pero que luego volverás.

Como madre primeriza no le daba importancia a este tema, si me veía irme, lloraba, si desaparecía, lloraba cuando se daba cuenta que no estaba, me llamaba, mamá, mamá… Si me voy sin darle un beso, me siento mal yo , si se lo doy, se queda llorando y  entraba en un bucle sin sentido que solo hacia frustrarme, así que he llegado a la conclusión de que La despedida es importante pues ayuda al niño a asimilar mejor el proceso de separación. De este modo es menos angustiante para mí  o para el papa de Angela, que nos marchamos de casa sabiendo que no hemos utilizado artimañas para engañar a nuestra peke.

La mamá de Ángela

Mamá Oso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s