Winter is coming

De las mayores dudas que tuve cuando nació Ángela fue la temperatura corporal, es más, a día de hoy es la pregunta que más me hacen las futuras mamis.

Tenemos la costumbre de abrigar a los niños como si estuviesen a punto de entrar en una cámara frigorífica y realmente no hace falta abrigarlos tanto.

Los recién nacidos no tienen apenas grasa y su sistema termo-regulador no funciona demasiado bien, no caminan y prácticamente no se mueven por lo que no generan calor, pese a esto, como he comentado, no hace falta abrigarlos tanto.

Se dice que lo recomendable es una capa más que nosotros y es lo que hago. También tengo en cuenta que la bebé casi no tiene pelo por lo que cuando salimos a la calle le pongo gorrito. Si va en el Carricoche este para el aire y el viento con lo cual tampoco me excedo demasiado en ponerle capas y capas como si fuera una cebolla, una mantita es ” una capa más que nosotros “.Si la llevo en la mochila le salvaguardo del frio las manos, pies, orejas y nariz e intento llevar mi chaqueta abierta para darle más calor.

Lo ideal y lo que a mi me sirve de guía es tocarle la nuca y la frente para comprobar si está caliente o incluso sudando ya que el sudor moja la ropa y hace que quede húmeda, siempre le cambio la muda o si me pilla en la calle y no puedo le voy quitando capitas poco a poco. El tocarle las manos y los pies no es indicador de la temperatura ya que siempre suelen estar fríos debido a la inmadurez de su sistema circulatorio periférico.

Cuando el bebé pasa de los 3 meses ya tienen más grasa corporal y les hace ser capaces de mantener mejor la temperatura aun así sigo utilizando la regla de una capa más aunque también depende del frio que yo tenga 🙂

Temperatura de la habitación :

Según la guía de AEP ( Asociación Española de Pediatría ) “ la habitación debe hallarse a unos 20-23 º , evitar las corrientes y que no esté muy cerca de la estufa “

Nosotros compramos un termómetro de interior en una cadena de supermercados ( bastante económico ) y me servía de guía, ya que no tengo aire acondicionado en la habitación y la temperatura de la misma va variando a lo largo de la noche.

En la cunita, el abrigo nunca debe impedir que el bebé se mueva con libertad, (todavía recuerdo cuando en el hospital la arropaba tanto que parecía un gusilu, error !! ) la sábana la aseguro debajo del colchón (sin tensión ) y la manta la dejo caer.

Cuidar la piel del bebé:

Le presto mucha atención al cuidado de la piel del bebé. Todas las prendas que están en contacto con ella son de algodón, este permite que la piel respire de forma adecuada. Cuando la tomo en brazos y no llevo ropa de algodón siempre me pongo por encima alguna gasa, para que su piel no este en contacto con prendas que sean mas ásperas, en invierno con las lanas hago lo mismo para que su carita no roce con otros tejidos.

Mantengo hidratada la piel de su cara, utilizo la crema Nutratopic Pro- AMP (ISDIN) y me va genial, la piel tiene que estar hidratada, no reseca, le ponía crema cuando notaba que le hacía falta.

A pesar de todas las recomendaciones que doy y yo misma aplico, no os extrañe estar continuamente preguntándoos ¿ La estaré abrigando demasiado ? ¿ y si coge frio ? 🙂

La mamá de Ángela

Un comentario en “Winter is coming”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s