Sus primeros días

En sus primeros días recuerdo cogerla como si se fuera a romper, en el hospital tenÍa miedo hasta de apagar la luz, no podía dejar de mirarla y no me creía que ya la tuviera entre mis brazos.

Las 40 eternas semanas ya eran parte del pasado y solo me hacía volver atrás la barrigota post-parto.Pensaba que iba a ser más traumático el verme reflejada en el espejo, me habían metido miedo o yo misma me lo había inducido, una amiga me dijo que la recuperación era más rápida cuando se da pecho y el parto es vaginal, así que iba por el buen camino, aun así me cuidaba con los rituales de cremas post-parto, comiendo sano y saliendo a andar con la peque, no me obsesioné ya que la recuperación es cuestión de tiempo, no hay fórmulas milagrosas.

Los días posteriores sentí los llamados entuertos, son debidos a que el útero se contrae para ir regresando a su tamaño original y empiezan a desaparecer al tercer día post-parto.

Sobre la lactancia había leído muchísimo,un libro que recomiendo es “LA LACTANCIA MATERNA de madre a madre”

Captura de pantalla 2017-07-16 a las 11.27.14

Quería que fuera un vinculo entre madre e hija y que nos hiciera felices a las dos.

No hay dos embarazos iguales y no hay dos lactancias iguales, si tuviera que resumirlo y dar un consejo sería el mismo que me dieron a mi “póntela mucho en el pecho, cuando llore o esté inquieta, póntela” sumado a las indicaciones del libro, salí de paritório con la bebé en el pecho y sigue igual, tiene 4 meses con lactancia exclusiva y espero que por muchos más.

IMG_5580

En sus primeros meses nos basábamos en la operación descarte cuando lloraba.

¿Tiene hambre?

¿Tiene el pañal limpio?

¿Tiene sueño?

DSC_0200

Nuestro bebé se basaba en eso y conforme van pasando los días vas conociéndolo y sabes con cada llanto que necesita.

Pasadas las semanas una noche no dejaba de llorar, si no era hambre, no es el pañal y no es sueño ¡son gases!.Unos amigos nos recomendaron un osteópata y con unos masajes, los cuales también nos enseñó a dárselos nosotros, mejoró muchísimo, es más, a día de hoy le sigo haciendo los masajes cuando la noto inquieta y sigue funcionando.

El papá de Ángela fue nuestro chef durante esos días y estuvo a nuestra entera disposición 🙂 ¡es un papá genial!.

Cada bebé como cada mamá es un mundo, lo importante es estar feliz con lo que se hace y hacer feliz al bebé, a mi no me importa lo mimada que esté o el tiempo que pase en brazos, el tiempo pasa volando y a su lado más.

La mamá de Ángela

Un comentario en “Sus primeros días”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s